¿Qué Hacemos?
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
 
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Desarrollo Humano en el mundo PDF Imprimir E-Mail

ImagePara el PNUD el bienestar de las personas no depende únicamente de la cantidad de bienes que se tiene o recibe –como lo concebiría una visión económica del desarrollo–, sino también de las necesidades satisfechas en lo referente al acceso a la salud, la educación y el respeto de sus derechos fundamentales. Estas variables conforman el concepto de Desarrollo Humano (DH), cuyo origen se debió en gran parte a la colaboración de los economistas Mahbud ul Hag y Amartya Sen (premio Nobel en 1998).

 

El PNUD define el Desarrollo Humano en su informe de 1990 como “el proceso en el que se amplían las oportunidades del ser humano. En principio, estas oportunidades pueden ser infinitas y cambiar con el tiempo. Sin embargo, a todos los niveles del desarrollo, las tres más esenciales son: disfrutar de una vida prolongada y saludable, adquirir conocimientos y tener acceso a los recursos necesarios para lograr un nivel de vida decente”.

El proceso de DH incluye varios aspectos de la interacción humana como la participación, la equidad de género, la seguridad, la sostenibilidad, la garantía de los derechos humanos y otros aspectos que son reconocidos por las personas como imprescindibles.


¿Qué es Desarrollo Humano?

Desarrollo humano implica darle más alternativas a la gente y mejorar sus oportunidades, crear un entorno en el cual las personas puedan desarrollar todo su potencial y llevar una vida productiva y creativa de acuerdo con sus necesidades e intereses.

El enfoque de Desarrollo Humano surgió como un resultado de las críticas a la perspectiva de los 80’ sobre el desarrollo, con la cual se suponía que los niveles del ingreso bastaban como criterio para el bienestar humano. Se reconoció que el crecimiento económico –aunque necesario para aumentar el bienestar– no es condición suficiente, y que era imprescindible tener un modelo alternativo del desarrollo.

Las dimensiones del desarrollo humano son tantas como modos de aumentar las libertades, alternativas y capacidades de las personas existen. Los parámetros prioritarios se transforman con tiempo y varían de un país a otro, así como dentro de los propios países.

Los temas considerados actualmente fundamentales para el desarrollo humano incluyen entre otros:

  • Progreso social: mayor acceso al conocimiento, mejor nutrición y servicio de salud

  • Economía: el crecimiento económico como un modo de reducir desigualdad y aumentar los niveles del desarrollo humano

  • Eficiencia: en términos de uso y disponibilidad de los recursos

  • Equidad: en términos de crecimiento económico y otros parámetros del desarrollo humano

  • Participación y libertad: particularmente potenciación, gobernabilidad democrática, igualdad de género, derechos civiles y políticos, y libertad cultural

  • Sostenibilidad: para generaciones futuros en términos ecológicos, económicos y sociales

  • Seguridad humana: seguridad en vida diaria contra amenazas crónicas como hambre, y trastornos repentinos como desempleo, conflicto, etc.

¿Cómo se mide el Desarrollo Humano?

Con el nuevo concepto surgió también la necesidad de crear una medida alternativa del Desarrollo Humano que trascendiera del PIB, lo que ya no sirvió como el único indicador del desarrollo. Se generó el Índice de Desarrollo Humano (IDH), que se construye a partir de datos sobre salud, educación e ingreso, las tres dimensiones consideradas como principales, sin cuales muchas otras suelen ser inalcanzables. El IDH se ha convertido en el instrumento de medición de referencia y de uso generalizado en el mundo.

Aunque IDH ha sido una herramienta muy útil, con el tiempo se hizo evidente la falta de medidas complementarias. Una de las falencias del IDH es su dependencia de promedios nacionales, que no reflejan diferencias y desigualdades dentro de los países. Para proyectar un panorama integral, en 1995 se adoptaron dos nuevos índices compuestos: el índice de desarrollo Humano relativo al género (IDG) y el índice de potenciación de género (IPG), mientras que en 1997 se introdujo el índice de pobreza humana (IPH).


¿Qué es el informe sobre desarrollo humano?

El índice de desarrollo humano fue presentado primera vez en el primer Informe sobre Desarrollo Humano de 1990, que fue lanzado con el propósito de devolver a las personas en el centro del proceso de desarrollo. Desde entonces se ha publicado el informe anualmente. En estos documentos el concepto de Desarrollo Humano sea boca al estudio sistemático de temas globales. Cada Informe, además de exponer los IDH más recientes, se focaliza en un tema de alto interés actual en el debate de desarrollo, presentando análisis y recomendaciones políticas.

Se trata de un informe independiente, comisionado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y producido por un equipo de académicos/as, profesionales de desarrollo y miembros/as de la Oficina del Informe sobre Desarrollo Humano de PNUD. Está traducido en más de una docena de idiomas y se lanza en más de 100 países cada año.


¿Cómo se construyen los índices de desarrollo humano
?
El índice de desarrollo humano (IDH) resume los logros promedio de un país en cuanto a

  • Una vida larga y saludable: la esperanza de vida al nacer.

  • Acceso a educación: la tasa de alfabetización de adultos y la tasa bruta combinada de matriculación (TBM) en enseñanza primaria, secundaria y terciaria.

  • Un nivel de vida digno: el PIB per cápita expresado en paridad de poder ad¬quisitivo [PPA] en US$.

Estas tres dimensiones reciben valores normalizados de 0 a 1 y luego se calcula el promedio para obtener el valor general del índice. Se utilizan umbrales para clasificar los valores del IDH en alto (0,8 o superior), mediano (0,5 - 0,8) o bajo (inferior a 0,5).

La Paridad de Poder Adquisitivo (PPA) se refiere al cálculo de las tasas de cambio para ecualizar los poderes adquisitivos de diferentes monedas mediante la eliminación de las dife¬rencias en los niveles de precios nacionales. En otras palabras, las PPA toma en cuenta que con un mismo dólar se puede comprar menos o más en un país que en otro, constituyendo la forma más factible de comparar los niveles del ingreso nacional entre los países. Con ellas se puede medir el bienestar so¬cial y económico relativo de los países y monito¬rear la incidencia de la pobreza en relación con umbrales internacionales.

El índice de desarrollo humano relativo al género (IDG) complementa el IDH básico con una medida sensible a la distribución, que ‘descuenta’ o rebaja el IDH en función de las desigualdades entre los géneros en los indicadores. Así, ante cualquier desigualdad de este tipo, el IDG de un país determinado será inferior a su IDH. En la práctica, esto sucede en todos los países.

El índice de potenciación de género (IPG) refleja en qué medida hombres y mujeres tienen la posibilidad de participar activamente en la vida económica y política, así como de intervenir en la toma de decisiones. Mientras que el IDG centra su atención en el aumento de las capacidades, el IPG se ocupa de su aprovechamiento y capta la desigualdad en tres áreas primordiales:

  • Participación en la vida política: el porcentaje de escaños que ocupan hombres y mujeres en el parlamento nacional.

  • Participación en la vida económica y poder de decisión: el porcentaje de hombres y mujeres en cargos legislativos y como altos funcionarios y directivos, así como en las áreas profesionales y técnicas

  • Poder sobre los recursos económicos: el ingreso percibido por mujeres y hombres (PPA en US$).

Los índices de pobreza humana (IPH-1 e IPH-2) están orientados hacía los miembros desfavorecidos de la sociedad y reemplazan los conceptos de pobreza de índole monetaria. Estos índices examinan directamente las privaciones en el acceso a recursos.

El HPI-1, para países en desarrollo, mide las privaciones en las tres dimensiones básicas del IDH:

  • Vulnerabilidad de morir a una edad relativamente temprana: la probabilidad al nacer de no vivir más allá de los 40 años.

  • Exclusión del mundo del conocimiento y las comunicaciones: la tasa de analfabetismo de adultos

  • Falta de acceso a activos económicos suficientes: el promedio de dos indicadores: porcentaje de la población que no utiliza una fuente de agua mejorada y porcentaje de niños con peso insuficiente para su edad

El IPH-2, para países industrializados, tiene metas más exigentes e incluye la exclusión social como dimensión adicional:

  • Vulnerabilidad de morir a una edad relativamente temprana: la probabilidad al nacer de no vivir más allá de los 60 años.

  • Exclusión del mundo del conocimiento y las comunicaciones: el porcentaje de la población de 16 a 65 años que carece de aptitudes de alfabetización funcional adecuadas.

  • Falta de acceso a activos económicos suficientes: el porcentaje de la población que vive bajo la línea de pobreza de ingresos.

  • Exclusión social: la tasa de desempleo de larga duración.

Fuentes de información
Los indicadores utilizados para calcular el IDH son provistos por los organismos internacionales con experiencia y mandato en cada una de las áreas que componen el índice:

  • División de Población de las Naciones Unidas: Esperanza de vida

  • Instituto de Estadísticas de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO): Alfabetización y las tasas de matriculación

  • Banco Mundial: Datos sobre PIB (per cápita en PPA)

Para calcular las paridades de poder adquisitivo (PPA), que facilitan mejor comparación de los PIB, se necesita datos sobre los precios de una gran cantidad de productos normalizados entre los países. Las PPA se producen bajo del Programa de Comparación Internacional (PCI), que es la iniciativa estadística más grande del mundo cubriendo todas las regiones. El programa está implementado en terreno por las oficinas nacionales de estadísticas, con coordinación general de los organismos regionales.

El uso de estas fuentes garantiza que los indicadores básicos de los índices compuestos concuerdan con las definiciones y normas acordadas internacionalmente y, por lo tanto, se puedan comparar en la medida de lo posible entre los distintos países.


¿Porqué no se puede comparar los índices de desarrollo humano de años sucesivos?

Los valores del índice de desarrollo humano de años sucesivos no son comparables, porque se utiliza siempre series de datos más recientes, actualizadas y comparables. Se mejoran los datos continuamente a partir de nuevas estadísticas nacionales o metodologías revisadas. Así, los cambios anuales en los valores y las posiciones del índice reflejan con frecuencia cambios en los datos de los tres componentes, más que modificaciones reales en un país. Por otra parte, al ser un índice comparativo su valor se estipula en la posición de un país con otro, así que el descenso en el IDH no significa necesariamente una desmejora en sus indicadores, sino que algunos países pueden haber avanzado más rápidamente que otros.


¿Qué es Desarrollo Humano Sostenible Local?
Desarrollo Humano Sostenible Local (DHSL) es una estrategia del PNUD en apoyo a los objetivos del desarrollo humano en el ámbito local. Es una forma sistemática de intervenir en las comunidades pobres ampliando las oportunidades de las personas mediante la capacitación y la organización. Simultáneamente, fomenta la concertación de los diversos agentes de desarrollo para el aprovechamiento de las diferentes fortalezas del territorio. La meta es fortalecer las capacidades de hombres y mujeres, organizaciones e instituciones, y promover oportunidades de desarrollo social, económico, político, institucional, territorial, ambiental y cultural.

La acción principal de DHSL es la elaboración de Agendas de Impacto Rápido. Éstas se producen mediante un diagnóstico participativo, propuestas de proyectos y acuerdos realizados entre las organizaciones comunitarias y el gobierno local, con la participación de organismos gubernamentales, no gubernamentales y el sector privado. Son Agendas dirigidas a dar respuesta a los problemas locales, fundamentalmente a los de pobreza, discriminación de género y desarrollo sostenible.

DHSL se fundamenta en una relación entre "socios y aliados" y no de "beneficiarios y beneficiados". Las acciones y proyectos locales se vinculan a las estrategias y políticas nacionales, y las iniciativas nacen del intercambio entre entes locales y de cooperación internacional. El rol del PNUD es ofrecer asistencia técnica en DHSL formando las capacidades, asesorando el diseño y la promoción de proyectos, así como implementando la estrategia en diferentes zonas locales.

Informe sobre Desarrollo Humano 2009
Superando Barreras: Movilidad y desarrollo humanos

ImageLa migración, tanto interna como externa, ha cobrado mayor relevancia en los debates nacionales e internacionales y es el tema del IDH 2009. El punto de partida es la extraordinaria desigualdad en la distribución mundial de las capacidades y el hecho de que esto constituye el factor principal que impulsa el movimiento de las personas.

 

 

 

 

 

Informe sobre Desarrollo Humano para Mercosur 2009-2010

ImageEl Informe sobre Desarrollo Humano para Mercosur, presenta a los jóvenes como medios y fines del desarrollo. La noción de juventud no sólo se relaciona con el ciclo de vida comprendido entre 15 y 29 años, sino con un concepto socio-cultural que identifica rasgos específicos que van cambiando junto con los distintos contextos socio-históricos. Por tal motivo, a la presente generación se la ha denominado como “generación de la tecno-sociabilidad”. .

 
Para más información acerca de este u otros informes mundiales, visite la siguiente página web:

http://hdr.undp.org/

 
 
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Copyright © 2007 - 2008 :: Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Venezuela