¿Qué Hacemos?
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
 
Advertisement
Advertisement
16 días para poner fin a la violencia de género PDF Imprimir E-Mail
ImageCaracas, 25/11/2010. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en conjunto con todas las agencias del Sistema lanzó hoy la campaña “Únete para poner fin a la violencia contra las mujeres”. Para ello, fueron llamadas a participar figuras de diversos ámbitos del país, quienes se comprometieron a practicar los mensajes de igualdad entre los géneros y del no atropello a las mujeres en sus espacios de acción.

El defensor de Derechos Humanos Oscar Misle, el escritor Leonardo Padrón, el locutor Andrés Cañizáles y la diputada del Parlatino Ana Elisa Osorio son las figuras que acompañan la labor en el país. Si en algo coincidieron, es en la importancia de la familia y sus valores en la formación de hombres y mujeres que entiendan la violencia en sus distintas manifestaciones –física, psicológica, verbal–, así como sus consecuencias. Oscar Misle insistió en que la violencia contra la mujer o la idea de un hombre violento desde la temprana edad, debe ser corregida inmediatamente para evitar que la actitud en los hogares sea vista como algo de rutina, como una conducta normal.

Por su parte, Leonardo Padrón motivó a las víctimas de agresiones a que denuncien el maltrato a través del 0800-Mujer. Desde su novela “El país de las mujeres” (1998) ha venido trabajando el tema a través de las historias que cuenta en sus personajes. Lo sigue haciendo con “La Mujer Perfecta”. En ambos momentos ha intentado dejar información clara sobre el problema y cómo atacarlo en sus diversas manifestaciones.

Así, aunque se crea que la violencia contra la mujer sólo es un asunto de golpes, vistas las manifestaciones la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una vida Libre de Violencia caracteriza 19 formas de agresión: la física y psicológica, la obstétrica, el acoso u hostigamiento, amenazas, violencia sexual, acto carnal con víctima especialmente vulnerable, actos lascivos, prostitución forzada, esclavitud sexual, acoso sexual, violencia laboral, violencia patrimonial y económica, esterilización forzada, ofensa pública por razones de género, violencia institucional, tráfico ilícito y trata de mujeres, niñas y adolescentes. Todas ellas deben ser vistas.

16 días

Con este compromiso, se dio inicio a los “16 días de activismo”, un período desde el 25 de noviembre al 10 de diciembre (Día Internacional de los Derechos Humanos) en el que Naciones Unidas promueve a través de diversas actividades el respeto a los derechos de la mujer a una vida libre de violencia.

Desde 1999, la ONU reconoció el 25 de noviembre como un día de llamado de atención sobre este tema. Sin embargo, ya el asunto venía sonando desde mucho antes. Fue ese día en 1981 cuando las mujeres reunidas en Bogotá en el Primer Encuentro Feminista de Latinoamérica y El Caribe, marcaron la fecha en el calendario para ser recordada año a año. En aquel momento, el motivo de la movilización fue la muerte de las tres hermanas Mirabal (1960) en República Dominicana durante la dictadura de Rafael Trujillo. Eran activistas políticas y opositoras al proceso.

El tema se mantuvo en la agenda de todas las Naciones. Ahora, en Venezuela, como parte de estos 16 días, Naciones Unidas se alió con diversas organizaciones para llevar a través de cine foros, charlas, obras de teatro, recitales musicales, jornadas de formación, entre otros, la idea del respeto a los derechos de la mujer.

Las actividades se justifican a juzgar por las cifras venezolanas. Aunque no hay data precisa en el país, para 2006 el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) registró 47.235 denuncias de agresiones. En 2009, el 0800 Mujer recibió un promedio de 700 llamadas diarias. Si se hace un cálculo promedio, para ese año fueron contestadas unas 255.500 llamadas de auxilio, lo que permite hacer dos posibles conclusiones: el problema aumentó o las mujeres agredidas están comenzando a considerar la denuncia como una posibilidad.

En cualquiera de los dos términos, el Secretario General, Ban Ki-moon, solicitó en su mensaje que la impunidad en los casos de violencia contra las mujeres y las niñas no sea tolerado. Por eso llamó a los gobiernos, como a la sociedad civil, el sector empresarial y a los particulares, “a asumir la responsabilidad de erradicar la violencia contra las mujeres”.

 

Más información: Proyecto conjunto para la inclusión social a través de la prevención y reducción de la violencia contra la mujer, adolescentes y niñas

 
< Anterior   Siguiente >
 
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Copyright © 2007 - 2008 :: Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Venezuela